Y al igual que en la torre (oh que pesada soy con todo aquello que me hace sentir viva) en un momento mi vida se partió ya no en dos como la de Rolando o Jake sino más bien en tres o incluso en cuatro. Y estar viva, estar muerta, no querer estarlo y sentirte vacía y plena a la vez puede volver loco a … Continúa leyendo

Todo está bien

¿Sabes eso que te impulsa a levantarte cada vez que te vuelves a caer? Es justo lo contrario a esa vocecita Sartre-kafkiana que te dice que “nada importa” y “sólo vivimos para morir” es completamente distinto al aullido de “todos somos sustituibles” es como un latido de fondo, como en la música industrial que te lleva a pasar barreras, es completamente distinto al “me quiero … Continúa leyendo Todo está bien

¿Quién no quiere YA un final?

¿De qué están hechas las películas y los libros? ¿Quién lee cuentos de la etapa en la que no pasa nada? ¿Quién quiere lo de “en medio”? Nadie. Ojalá pudiéramos tener una vida llena de principios y finales, una serie sin “paja”, sin “anuncios” , sin esos resúmenes que se hacen infumables cuando te lo estás viendo todo de una sentada. ¿Quién quiere la monotonía … Continúa leyendo ¿Quién no quiere YA un final?

Ellas

El aire pesa por el calor, han pasado mil años, y el castillo ya no existe, la nieve prácticamente ha desaparecido y solo quedan charcos en el suelo, se han borrado todas las pisadas.  La niña mira la luna en el cielo oscuro y arrastra la manta raída dentro de la cueva, al fondo, hasta donde está Ella, junto al fuego, se acurruca entre las piernas … Continúa leyendo Ellas

¿Y si todo da igual a qué esperas?

Desde que piso el suelo dudo de su realidad, en realidad nos pasa a todos (aunque a unos más que a otros), en algún momento algo te chirría y suena extraño, miras más allá de la ventana y ese cielo, esa montaña parecen pintadas con acuarelas en un lienzo. Hablas de algo y al momento aparece en una pantalla, piensas en alguien y te lo … Continúa leyendo ¿Y si todo da igual a qué esperas?

Vienen a por nosotros

  Vienen, los huelo. Son ellos. Se disfrazan de límites y “cuidan” de nosotros, siempre recordándonos que no debemos forzarnos demasiado, nos dicen que tenemos suerte. – Un techo y un plato de comida! Agradecelo y conformate. Nos envenenan usando palabras como “seguridad” y “normalidad” nos cuentan que “solo los genios llegan a eso” “es muy dificil” o ” de esfuerzo no merece la pena” … Continúa leyendo Vienen a por nosotros